.

.
Vancouver, otoño en English Bay (fotografía de Jules Etienne).

jueves, 31 de enero de 2013

Páginas ajenas: YO SEGUIRÉ CANTANDO, TÚ HABRÁS MUERTO..., de Rubén Bonifaz Nuño


Yo seguiré cantando. Tú habrás muerto.
Habré yo muerto y seguiré cantando.
Ha de sonar mi voz de vida, cuando
la muerte en celo me haya descubierto.

Como surgidas del sepulcro abierto,
mis palabras; en ellas, abrasando,
irá este amor, hoy pasajero y blando;
entonces ya, definitivo y cierto.

Y nosotros, ya entonces, ni siquiera
huesos ni polvo ni recuerdo, juntos
estaremos. Es triste nuestra vida.

Sólo mi voz hará la primavera
que quisimos; los cálices difuntos
que arderán con tu nombre y su medida.


Rubén Bonifaz Nuño (México, 1923-2013)

martes, 22 de enero de 2013

Páginas ajenas: EL FESTÍN DE BABETTE, de Isak Dinesen


(Fragmento que corresponde a la nevada al final de la cena)

Cuando finalmente se disolvió la reunión, había cesado de nevar. El pueblo y las montañas tenían un resplandor blanco, ultraterreno, y en el cielo brillaban miles de estrellas. En la calle, la nieve era tan espesa que resultaba difícil caminar. Los invitados de la casa amarilla se fueron a pie y andaban haciendo eses, se caían sentados o sobre las manos y las rodillas, y se levantaban cubiertos de nieve, como si se hubiesen lavado los pecados y hubieran quedado tan blancos como la lana; y con este vestido de inocencia recobrada andaban retozando como corderos. Era maravilloso para todos ellos haberse vuelto como niños; era bienaventuradamente gracioso ver a los Hermanos que tan en serio se tomaban entre ellos, inmersos en esta especie de segunda niñez celestial. Daban traspiés, se enderezaban, caminaban o se quedaban parados, formando a veces una gran cadena de beatíficos lanciers.

- ¡Benditos, benditos sean!, resonaba por todas partes como un eco de la armonía de las esferas.

Martine y Philippa permanecieron largo rato en la escalera de piedra del portal. No sentían frío. "La estrellas están más cerca", dijo Philippa.

- Se acercarán todas las noches -dijo Martine en voz baja-. Es muy probable que no vuelva a nevar más.

En esto, sin embargo, se equivocaba. Una hora después empezaba a nevar otra vez, y cayó una nevada como nunca había caído en Berlevag. A la mañana siguiente, la gente apenas podía abrir sus puertas contra la nieve acumulada. Las ventanas de las casas estaban tan espesamente cubiertas, según se contaba años después, que muchos buenos vecinos ni siquiera se dieron cuenta de que había amanecido y siguieron durmiendo hasta bien entrada la tarde.

Isak Dinesen: Karen Blixen (Dinamarca, 1885-1962)

sábado, 19 de enero de 2013

Páginas ajenas: LA MUSA VENAL, de Charles Baudelaire


Tú que amas los palacios, oh musa de mi vida,
¿Tendrás, cuando el Bóreas*, sea el dueño de Enero,
Mientras cae la nieve en tediosas veladas,
Para caldear tus pies violáceos, un tizón?

¿Reanimarás acaso tus espaldas marmóreas
En los nocturnos rayos que filtran los postigos?
¿Socorrerás tu bolsa y tu garganta exangües
Con el oro que esplende en la bóveda azul?

Debes, para ganar tu pan de cada noche,
Agitar como niño de coro el incensario
Y salmodiar Te Deums en los que apenas crees,

Reiterando tus gracias, como hambriento payaso
Y tu risa velada por lágrimas secretas,
Para ver cómo estalla la vulgar carcajada.


Charles Baudelaire (Francia, 1821-1867)


* dios que personificaba el viento del Norte en la mitología griega.

(Traducido al español por Antonio Martínez Sarrión)

domingo, 6 de enero de 2013

Epigrama: EPIFANÍA


Eran tres reyes magos según la tradición

ahora les llaman sabios para evitar confusión

y es que en tiempos de la inquisición

a los magos se les quemaba, esa es la cuestión.


Jules Etienne

martes, 1 de enero de 2013

Año nuevo y ochenta mil visitas


El día último del año en el que supuestamente debió acabarse el mundo: 2012, se dio la feliz coincidencia de que el número de visitas a Mitos y reincidencias llegó a ochenta mil. Para despedir 2011, por estas mismas fechas incluí una serie de poemas relativos a la llegada del año nuevo, de Octavio Paz, Pablo Neruda, Salvador Novo y hasta uno de mi autoría. Para quienes deseen hacerlo es posible leerlos desde el archivo, basta con oprimir la etiqueta correspondiente al "Año nuevo".

En esta ocasión y luego de un breve paréntesis cortesía de Boris Pasternak: "Porque la vida no espera. Un instante/ Y ya es la víspera de Nochebuena./ Luego, un breve paréntesis, y observa:/ El año nuevo que de pronto llega", planeo retomar el tema de la novela Lolita, de Vladimir Nabokov, bajo el pretexto de que, según se infiere en la propia obra, esta habría sido su fecha de nacimiento. Es decir, celebraba su cumpleaños el primer día de cada año y murió, como ya lo hemos visto en su momento, en plena navidad.

Gracias por sus visitas a este blog, y he ubicado la procedencia de algunos de los lectores más asiduos, como es el caso de Mountain View, California, o de Zavente, en la provincia belga de Vlaams Gewest, y de otros más, quienes suelen reincidir -por decirlo de acuerdo con el título del blog-, lo que significa que siguen encontrando algo interesante para su lectura. En verdad, es algo que me estimula a mantener Mitos y reincidencias y añadir nuevos textos.

Entre mis tradicionales buenos propósitos que espero llevar a cabo, estaría la actualización de los poemas de Mitología del olvido, ya que me he percatado de que varios de los que aquí aparecen son apenas versiones primigenias que sufrieron algunas modificaciones, en comparación con los que forman parte del blog correspondiente en el que pretendo reunir mi poesía: http://mitologiadelolvido.blogspot.ca y que, por supuesto, también invito a visitarlo a aquellos que pudieran tener la curiosidad o el interés por leerlos. 

Y como siempre se acostumbra en estas fechas, esperemos que el 2013 que ahora comienza, sea un año pleno en realizaciones y los buenos augurios se cumplan cabalmente.


Jules Etienne