.

.
Invierno en Vancouver. Nieve sobre la bahía (fotografía de Jules Etienne).

viernes, 10 de febrero de 2017

Carnaval: LAS TRES HERMANAS, de Anton Chéjov

"Estamos en Carnaval, y la servidumbre tiene la cabeza llena de pájaros."

(Fragmento del segundo acto)
 
La misma decoración del primer acto. Son las ocho de la noche. De la calle llegan, apenas perceptibles, los sones de un acordeón. No hay luces encendidas. Entra Natalia Ivanovna en bata, con una vela; da unos pasos y se detiene ante la puerta de la habitación de Andréi.
 
Natasha: ¿Qué haces, Andriusha? ¿Lees? No quiero nada, sólo te lo pregunto... (Da unos pasos más, abre otra puerta y, después de haber mirado dentro, la cierra.) Quería ver si había alguna luz encendida...
 
Andréi (entra con un libro en la mano): ¿Qué quieres Natasha?
 
Natasha: Miro si hay luces encendidas... Estamos en Carnaval, y la servidumbre tiene la cabeza llena de pájaros; hay que estar en todo para que no ocurra ninguna desgracia. Ayer, a medianoche, pasé por el comedor y me encontré con que había allí una vela encendida. No he logrado saber quién la encendió. ¿Qué hora es?
 
Andréi (mira el reloj): Son las ocho y cuarto.
 
Natasha: Olga e Irina todavía no están aquí. No han vuelto. Se pasan todo el día trabajando, pobrecitas. Olga, en el Consejo pedagógico; Irina, en telégrafos... (Suspira.) Esta mañana le he dicho a tu hermana: "Vela por tu salud, Irina, cariño". No hace caso ¿Las ocho y cuarto, dices? Temo que nuestro Bóbik esté malo. ¿Por qué tendrá el cuerpo tan frío? Ayer tenía fiebre y hoy tiene frío... ¡Tengo tanto miedo!

Andréi: No es nada, Natasha. El pequeño está bien.

 
 
Anton Chéjov (Rusia, 1860-1904) 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario